Noticias

Los 10 mandamientos para vender tu casa más rápido y por más dinero

GESALNET.COM.VE - Despersonalizar, ordenar, despejar, limpiar, reparar, organizar y armonizar. Estos son los mandamientos del Home Staging para acondicionar una vivienda y que se venda lo más rápido posible y al mejor precio. Esta estrategia construye espacios donde cualquiera puede sentirse cómodo, invita a personalizarlos, resalta los puntos fuertes de la casa y minimiza sus carencias. La primera impresión cuenta. Y más cuando la oferta en el sector inmobiliario es tan amplia y en los barrios abundan los carteles de 'Se vende'.

Las 10 recomendaciones

Limpiar a fondo y acabar con el desorden.

Será la mejor carta de presentación ante los futuros compradores. Realizar una limpieza profunda de la casa y poner especial atención a la cocina, el baño y los armarios. Evitar la acumulación de objetos en las habitaciones para dar una mayor sensación de amplitud, aunque la casa sea algo pequeña. Crear un ambiente agradable para evitar que el interesado se replantee el precio de la casa y exija una rebaja.

Sacar brillo al suelo.

Las superficies en mármol o gres suelen ser bastantes resistentes y de mantenimiento fácil. Puede conseguirse una limpieza sin huella con productos especiales y asequibles que podrás encontrar fácilmente en el mercado. Evitar sustancias demasiado abrasivas y no intentes eliminar manchas con objetos punzantes. Si el suelo es de madera, lijarlo y barnizarlo es una buena alternativa para que parezca como nuevo.

Potenciar la entrada dea luz.

Revisar cada una de las ventanas de la casa. Que puedan abrirse y cerrarse sin problemas. Mejor si se sustituyen por unas nuevas fabricadas con carpintería de PVC o aluminio. Comprobar también el buen funcionamiento de las persianas.

Ahorrar en muebles y decoración.

Hay que mostrar disponibilidad ante el comprador para quitar el mobiliario que ya no sirve. Si el vendedor no puede deshacerse de sus muebles o considera que están en buen estado, repara el más mínimo desperfecto.

Equipar cocina y baño con lo imprescindible.

Un buen equipamiento en el baño y la cocina justificará el precio de la casa y da mayores garantías al comprador. Revisar los azulejos para reparar grietas y si fuese necesario utiliza una pintura especial y dar otro color a estas estancias.

Invertir en pequeñas reparacionesMira el detalle. 

Hay que probar la cisterna, cambiar enchufes y repasar todos los grifos de la casa para que no goteen. Son pequeñas cosas que se arreglan con facilidad y no cuestan tanto dinero. Si estos elementos están muy anticuados, sustituirlos por nuevos dispositivos y el precio de tu vivienda se revalorizará.

Tonos neutros de pintura.
Y como no se sabe quién comprará la casa, lo mejor será dar una mano de pintura a las paredes y los techos eligiendo tonos neutros y luminosos. El blanco, el beige o el gris nunca fallan y pueden encajar con distintos tipos de muebles y objetos decorativos.

Cuidar la casa también por fuera.

Si se trata de una vivienda unifamiliar, se debe revisar minuciosamente los exteriores y repara cualquier grieta o mancha de humedad. Recortar el césped, limpiar la piscina y chequear la iluminación eléctrica, básico.

Sinceridad

No mentir a la hora de anunciar la casa. Enumerar y detallar sus características y prestaciones con una correcta expresión escrita. Hay que ser breve y conciso. Adjuntar un plano de la vivienda y fotografíar las estancias desde un buen ángulo, aprovechando la luz del día.